Una de las características más relevantes de cualquier población es la ropa con la que cubren sus cuerpos. Ya sea para protegerse del frio, por pudor o por defensa de las amenazas, todo tiene un significado. La vestimenta de la cultura Tolteca fue importante ya que cuenta parte de la historia de esta civilización.

Al igual que con otros elementos, los Toltecas dejaron muy poca información con respecto a su vestimenta. Algunos de los datos conocidos es que aprovechaban los diferentes materiales que los rodeaban. Aunque hay que resaltar que el estrato social intervenía mucho en el uso de los mismos.

Los españoles también aportaron una gran parte de la información que hay con respecto a esta civilización. De este modo se pudieron determinar varias de sus costumbres y la forma tan particular con las que se cubrían. De hecho al analizar el arte de los Toltecas también se puede denotar algunos de estos aspectos.

Como en toda sociedad la ropa se divide según el género y la persona quien la porte. A pesar de ser una civilización tan antigua se cumplía igualmente esta norma. De lo contrario podía haber castigos para aquellos que no siguieran las reglas establecidas por los gobernantes.

Hombres y mujeres Toltecas

Tanto hombres como mujeres llevaban atuendos que podían diferenciarse fácilmente entre sí. Los primeros se caracterizaron principalmente por utilizar una especie de braga conocida como “Maxtlatl”. Esto de manera general, ya que existen otros trajes de mayor o menor relevancia dentro de la población.

Las Masxtlat iban acompañadas comúnmente por sandalias, con las cuales se protegían los pies en las batallas y recorridos. Igualmente, por su naturaleza guerrera, se tenían grandes escudos y cascos para una mayor defensa del cuerpo. Finalmente los hombres adornaban sus trajes con plumas para rendirle homenaje a sus dioses.

En cuanto a la vestimenta femenina de los Toltecas se puede destacar por su sencillez. Las mujeres, a pesar de tener una alta relevancia en la sociedad,  evitaban los lujos. La idea era cubrirse con mantos blancos que servían para mantener la frescura y realizar sus deberes más fácilmente.

En invierno los materiales que se usaban eran más gruesos para evitar problemas con el frió, tanto en hombres como mujeres.

La sociedad Tolteca

La sociedad Tolteca estaba muy estratificaba en dos clases bastante marcada. La ropa era fundamental para reconocer a aquellos que dentro del estrato social tenían un mayor valor y viceversa. Uno de los factores más relevantes en este aspecto era el uso de los adornos. Los mismos le daban unas características particulares a cada atuendo.

La vestimenta Tolteca de la clase alta, formada por militares, sacerdotes y gobernantes; se distinguía por el acompañamiento de las prendas. Las piedras, los caracoles y las plumas de colores eran reconocidos como símbolo de un buen estrato social. Igualmente los pendientes y las conchas eran una característica exclusiva, portada por los altos miembros de la civilización.

Para la clase obrera la vestimenta permanecía de forma sencilla. Los elementos raramente destacaban por sobre el resto y eran los suficientemente cómodas como para realizar sus deberes cotidianos. En muchos casos los hombres mantenían el pecho desnudo, tapando exclusivamente sus partes íntimas.