Las creencias de los Toltecas fueron plasmados en su legado con el pasar de los años. Aquellos que ellos consideraban simbólico tenían una razón de ser, demostrando la capacidad intelectual de esta población. Es por este motivo que utilizaron el color y las formas para representar lo que para ellos era importante.

Los símbolos de la cultura Tolteca quedaron grabados en sus vestimentas, figuras artísticas y sobretodo en su arquitectura. Su gran capacidad de detalle les permitía dar formas a diferentes objetos utilizados en su vida cotidiana. Igualmente los instrumentos de guerra contenían parte de sus símbolos grabados, logrando este hecho gracias a su manipulación tan destacada del metal.

Las guerras de la cultura Tolteca

Las representaciones simbólicas de los Toltecas estaban ligadas profundamente a los elementos bélicos. Por medio de distintas figuras e imágenes lograron transmitir la importancia que tenía el poder en su civilización. De este modo se pueden encontrar cientos de representaciones de este estilo.

Desde el uso de los guerreros como muestra de fuerza, liderazgo y estrategia militar hasta los sacrificios. Cada uno de estos símbolos eran tomados, por los miembros de la comunidad, como una señal de quienes ejercían el poder. Igualmente las comunidades vecinas dejaban guiarse por estas representaciones, sometiéndose a la conquista de los Toltecas.

Las batallas también fueron representadas simbólicamente, al igual que los jefes militares de la esta sociedad. Los eventos más importantes, en donde lograban productos y conquistas, figuran por la violencia que los caracterizaba. A pesar de esto su sabiduría era mayormente utilizada, en lugar de la violencia.

Los dioses de la cultura Tolteca

Otro elemento simbólico de la cultura Tolteca es la trascendencia de sus Dioses para el desarrollo de la población.  Debido a esto buscaban enaltecer sus figuras mediante a objetos, esculturas y elementos hechos por ellos mismos.

El Dios Quetzalcóatl fue el más utilizado como signo de todo lo positivo que este representaba. Por este motivo se puede observar a esta deidad en diferentes sitios arquitectónicos. Su poder fue simbolizado mediante a figuras que servían como pilares de los templos que este regia.

De esta forma la cultura Tolteca representaba a “la serpiente emplumada” como jefe supremo de toda su comunidad. Los diferentes sacrificios que se hicieron entorno a esta deidad también demostraban lo primordial que era para ellos. De este modo lograban pagar cada uno de los favores que este les concedía, aunque no fue su único Dios.

Los Animales y la naturaleza

La naturaleza en general quedo plasmada como un símbolo del entorno que los rodeaba y la convivencia. El sol, por ejemplo, fue utilizado como centro en los diferentes templos ceremoniales y hasta en su particular calendario Tolteca. Para ellos el astro les daba vida y significaba el paso de los días en general.

Finalmente animales como las mariposas o el caracol también formaron parte de sus símbolos más destacados. Estos eran representados en sus vestimentas y adornos debido a que simbolizaban las almas y los sacrificios en general.

Los elementos simbólicos de los Toltecas están relacionados constantemente con las de otras culturas mesoamericanas. Por esta razón existe mucha información al respecto que es  confundida o transformada. Los símbolos de la cultura marcaron, en algunos casos, los inicios de muchas otras civilizaciones al ser valorados por su gran influencia.