América se ha caracterizado por sus innumerables civilizaciones prehispánicas. Las mismas son admiradas por los avances que lograron, a pesar de sus desconocimientos en muchos aspectos. La cultura Tolteca fue una de ellas y es considerada la más representativa de México en el siglo X.

Su legado es representado en la actualidad como uno de los más trascendentes de las poblaciones mesoamericanas. Su arte y arquitectura fueron de sus aportes más significativos, con técnicas inigualables hasta la fecha. Conocer sobre esta civilización es fundamental ya que tiene un gran valor en el desarrollo de América y la humanidad.

¿Qué es la cultura Tolteca y cuál es su historia?

Cuando se habla de la cultura Tolteca es difícil no mencionar la gran influencia que han tenido en la historia. Esta civilización Mesoamericana, específicamente precolombina, se desarrolló desde los siglos X hasta el XII. Durante este tiempo lograron dejar una huella importante en los lugares que habitaron.

Sus reconocimientos más notorios vienen dados en el campo de la construcción, en honor a esto es que llevan su nombre. El termino Tolteca quiere decir “maestros constructores” en el idioma Nahuatl. Lo que quiere decir que se les reconoce su importancia en la arquitectura de la época.

Era una civilización que iba dejando huella a lo largo de los territorios que poblaban durante los dos siglos de su existencia. Esto se debía a que eran nómadas, por lo que no se establecían por mucho tiempo en un solo lugar. Es por ello que no se puede definir un territorio exacto sino más bien un recorrido histórico.

¿Cómo surgió?

La aparición de la cultura Tolteca viene dada por la desaparición de otros grandes poblados mesoamericanos. Las leyendas a su alrededor relatan que surgieron de una mezcla de varias civilizaciones que se desplazaron juntas. Las mismas crearon diferentes integraciones en lo político, social y cultural, hasta el punto de conformar nuevas ciudades y estados.

Grupos de individuos pertenecientes a Teotihuacan, chichimecas y Mixcoatl son el origen de la cultura Tolteca. Estos a pesar de ser nómadas, como se mencionó anteriormente, lograron establecerse por un largo periodo en Tula-México. Por esta razón esta ciudad se convirtió posteriormente en la más representativa de esta civilización.

Fueron más de 300 años de monarquía, durante este tiempo se proclamaron como grandes guerreros. Por esta razón se consideran una cultura bélica, a pesar de sus profundos rasgos en otros aspectos. Además se fueron expandiendo a zonas contiguas por lo que a medida que avanzaba el tiempo conseguían más enemigos. Este fue uno de los principales motivos de su desaparición, ya que en las grandes batallas perdían a muchos miembros de su población.

¿Cómo eran sus viviendas?

Al ser destacados constructores y arquitectos sus viviendas eran grandes obras maestra. Las mismas se destacan por la gran organización que puede notarse en cada una de sus estructuras. Una parte fundamental de sus hogares era el aspecto religioso por lo que predominan altares hechos en el centro de las casas. Alrededor de este altar se encontraban los cuartos, entre ellos el más arrinconado era la cocina.

La cocina también era fundamental por lo que tenían un cuarto pequeño exclusivo para esta actividad. Esta habitación se destacaba por los hornos hechos con cerámicas. Igualmente allí se guardaban todos los productos destinados para esta actividad, de esta forma se conservaban mejor. Uno de los aspectos particulares es que al estar destinado para hacer la comida las paredes solían llenarse de humo.

Los materiales que los toltecas utilizaron variaron desde adobe, cal y arena hasta piedras, cemento y madera. Todo dependía de la posición social de la familia, por ello lo más pobres utilizaban materiales más baratos. Independientemente del material que usaran eran sitios muy frescos debido a su diseño y pasaban mucho tiempo en ellos haciendo diferentes actividades.

¿Qué características tuvo la cultura Tolteca?

La arquitectura es la característica más representativa, sobre todo por sus grandes templos. En estos se podían observar las manifestaciones artísticas que iban desde sus columnas hasta el techo. Uno de ellos es la Piramide B, destacándose entre el resto de las construcciones a su alrededor.

Su trabajo con la cerámica, piedra y la pintura también es bastante representativo. Entre sus obras más destacadas están los guerreros de piedra “atlantes”, conservados hasta la fecha. Igualmente rendían grandes homenajes a sus dioses a través de diversas piezas artísticas.

 

Economía

La economía fue una de sus características más notorias, debido a la forma en la que estaban organizados. Para sobrevivir se basaban principalmente en la actividad agrícola, cultivando maíz, frijoles, algodón o chile. Estos cultivos les servían para negociar y a la vez para alimentar a toda la población.

La idea era intercambiar los diferentes cultivos que obtenían con otros poblados para obtener una mayor variedad de alimentos y materiales. Equivalentemente otra parte de su economía fueron las artesanías, con las cuales también podrían negociar. En este aspecto se sobresalieron por el uso de materiales como metales o piedras llamativas.

Finalmente, haciendo honor a sus facultades bélicas, sometían a otros pueblos cercanos a su voluntad. A través de esta sumisión podían obtener diferentes tributos o pagos de estas civilizaciones. De esta forma también lograban conseguir una mayor variedad de productos para su supervivencia y mercado.

Religión de la cultura Tolteca

Los toltecas fueron fieles creyentes de la religión, a tal punto de hacer sacrificios con vidas a sus dioses. Principalmente se consideraron panteístas, esto significa que rendían homenaje a las fuerzas naturales como el cielo, agua o tierra. Dentro de su creencia, estos elementos eran los creadores de todo lo que los rodeaba.

De la mano con la naturaleza, estando influenciados por tantas culturas en comunión, también se tenía un sistema religioso dualista. En este caso la creencia se basaba en dos divinidades que representaban tanto el bien como el mal. Estos Dioses eran en los que creían principalmente y por los que hacían mayores sacrificios humanos.

Dioses

Sus dioses eran muy numerosos, sobre todo por creer en tantos elementos naturales. Algunos de los más importantes fueron:

  • Quetzalcóatl: El dios del bien y el más importante de todas sus deidades. Este representaba a la vida, la salud, la creación, el conocimiento, la fertilidad y muchos aspectos positivos. También era llamado “serpiente emplumada” debido a sus características.
  • Tezcatlipoca: Es el antagónico a Quetzalcóatl, por ello es considerado el Dios del mal. Representa a la noche, la oscuridad, la destrucción y la guerra. Es conocido también como “negro humeante” y para ellos fue un hechicero de la magia negra.
  • Itztlacoliuhque: Este era asociado a la temperatura o al clima, sobre todo al frió. Igualmente tenía una connotación importante al desastre y la tortura.
  • Tlaloc: Dios del agua y de la lluvia. De los más importantes ya que para ellos era el encargado de las temporadas lluviosas, substancial para los cultivos. Igualmente es uno de las más antiguas divinidades de Mesoamérica ya que muchas civilizaciones creyeron en él.
  • Matlalcueye: El agua dulce y el agua viva eran su mayor facultad. Por lo que era asociada con el inicio del cauce de los ríos.
  • Xipe Tótec: Uno de los principales causantes de los sacrificios humanos de esta civilización. El mismo exigía sangre para asegurar la armonía de los tiempos venideros. Igualmente era el Dios de los trabajadores.

Vestimentas

Los vestuarios de los Toltecas han sido difíciles de definir con el pasar del tiempo. Esto se debe a que no hay muchos registros pertinentes sobre la forma en que protegían o adornaban sus cuerpos. Aunque lo poco que se ha conseguido al respecto es porque se relaciona a otros aspectos como el arte y sus símbolos.

En las mujeres es aún más escaza la información ya que se habla mayormente del aspecto masculino, reconociéndolos como guerreros. Lo que se ha podido documentar es que buscaban que fuera ropa fresca y sobre todo sencilla. El color más destacado era el blanco, representando la simplicidad.

Para los hombres se ha determinado que sus prendas eran como unos delantales, pero acompañado por un cinturón. Además usaban sandalias que les permitían desplazarse con mayor facilidad y escudos para protegerse adornados con diferentes accesorios. Los más importantes usaban bastones, para señalar su jerarquía.

Cultura Tolteca ubicación

Para ubicar a la cultura Tolteca hay que centrarse en el mapa actual del país Mexicano. Los mismos se establecieron mayormente en lo que es conocido en la actualidad como Hidalgo y sus inmediaciones. En esa zona se instauraron en Tulancingo, para luego forjar ellos mismos la ciudad de Tula, mencionada anteriormente.

Organización social de la cultura tolteca

La organización social de la cultura era bastante simple ya que se componía por dos estratos sociales. El primero era la clase alta a quienes pertenecían la monarquía o los líderes en general. A estos los acompañaban los militares, quienes se encargaban de mantener el orden y luchar en las guerras. A este rango también se le sumaban los líderes religiosos, en este caso sacerdotes, ya que para ellos este aspecto era fundamental.

En el segundo estrato estaba básicamente el pueblo, por ello se denomina clase baja. Este era conformado por los trabajadores como los agricultores, pintores, hilanderos, albañiles, artesanos, entre otros. Aunque en esta parte también se incluye a los esclavos o servidores, capturados por los militares en las tierras conquistadas.